Metro cierra de forma indefinida 20 vestíbulos

“En vez de más servicio, menos”. La mujer suelta las bolsas de la compra a unos metros del acceso del metro de Ríos Rosas (línea 1, la celeste) que linda con la calle de Bretón de los Herreros. Está cerrado. El más próximo está a unos tres minutos de camino, dos semáforos mediante. La señora se lo acaba de encontrar. Metro ha cerrado este verano 14 vestíbulos de la red, con 351 entradas y 800 accesos secundarios, y prevé clausurar otros seis el fin de semana que viene.

El cierre es indefinido porque no hay fecha prevista para la reapertura. El motivo oficial es la baja demanda. Según Metro, estos accesos tienen un 30% menos de usuarios de media que el resto de entradas. La empresa pública aún no ha hecho una estimación de cuánto dinero cuesta dejarlos abiertos, aunque señalan que un vestíbulo supone 60.000 euros al año entre energía, mantenimiento y reposición de material. Desde finales de 2011, la compañía busca medidas de ahorro para recortar 150 millones. Se trata de un plan de ahorro del que han facilitado datos a cuentagotas. El anterior consejero de Transportes, Antonio Beteta, hizo una promesa una de las veces que habló de posibles recortes: “En absoluto lo van a notar los ciudadanos”

Pero el cierre a cal y canto de la boca de Ríos Rosas se nota, salta a la vista. La clausura se conoció tras una denuncia del PSOE, que alertó de que Metro había tomado la decisión “sin informar a nadie”. Una portavoz de Metro señala que el acceso está garantizado con entradas próximas a una distancia media de unos 160 metros, según la estimación oficial. La empresa pública ha elegido bocas que cerraban a las 21.40 antes de la clausura total. Asegura que es un cierre “provisional” por la baja demanda que seguirá “mientras se mantengan las actuales condiciones” de caída de viajeros.

El suburbano pierde usuarios, como en líneas generales todos los sistemas de transporte público, desde que empezó la crisis en 2008. La última bajada, medida en junio por el Instituto Nacional de Estadística (INE), fue del 3,9%. A corto plazo, no se prevé una recuperación de la crisis ni un regreso de los viajeros perdidos a los andenes.

Los vestíbulos ya cerrados, se trata de accesos secundarios o duplicados de las estaciones de Arturo Soria (acceso Ulises), Iglesia (Sagunto), El Capricho (Pinos de Osuna), Cruz del Rayo (dos accesos en Príncipe de Vergara), Valdezarza (dos accesos), Sierra de Guadalupe (Universidad), Tirso de Molina (Magdalena), Conde de Casal (Doctor Esquerdo), Listas (Don Ramón de la Cruz), Vistalegre (Oca), Pío XII (Manuel Montilla), Valdebernardo (vestíbulo sur) y Concha Espina. Asimismo, se prevé el cierre temporal, también por baja demanda, de otros seis vestíbulos. Concretamente, se realizarán en las estaciones de Embajadores, Antón Martín, Nueva Numancia, Guzmán el Bueno, Velázquez y Ciudad de Los Ángeles.

Fuente:elpais.com