Tomás Gómez asegura que Eurovegas irá a Alcorcón

El líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, ha asegurado esta mañana en la Junta de Portavoces de la Asamblea de Madrid que Esperanza Aguirre ya “tiene cerrado un acuerdo desde hace días” con el magnate estadounidense Sheldon Adelson para instalar su proyecto de juego y ocio en Alcorcón, ciudad que, con 170.000 habitantes, es la séptima más poblada de la Comunidad de Madrid, y que se encuentra a 13 kilómetros al soroeste de la capital. Gómez ha precisado que los expedientes de Eurovegas, al que también opta Barcelona, “ya están en el Ministerio de Trabajo”, donde se encuentran “paralizados”.

Según Gómez, la presidenta madrileña se guarda la noticia como anuncio sorpresa y golpe de efecto para el debate estado región, que se celebrará la semana que viene, con el fin de “desviar la atención” de graves problemas como el desempleo, los recortes en sanidad, los problemas en la educación… “Aguirre quiere que no se hable de otras cosas. Que lo anuncie ya y que hable de lo que tiene que hablar en el debate”, ha exigido a Aguirre. A preguntas de los periodistas en la rueda de prensa, Gómez se ha reafirmado en sus palabras y ha asegurado tener “buenas fuentes” que sostienen de que Eurovegas irá a Alcorcón, aunque no las ha revelado.

De momento, el Gobierno regional no ha confirmado ni desmentido las afirmaciones del secretario general del Partido Socialista de Madrid. Aguire, que antes de conocerse las declaraciones de Gómez ha inaugurado un acceso a Alcalá de Henares, tiene mañana la primera reunión del comité de dirección del PP regional en Génova tras las vacaciones. Fuentes del Departamento de Territorialidad del Gobierno de Cataluña han asegurado desconocer esta información.

Durante el último año, Madrid y Cataluña han mantenido una pugna política y empresarial para albergar el proyecto, que promete crear cientos de miles de puestos de trabajo a costa de recrear a lo grande un modelo de casinos muy polémico por sus claroscuros legales y por las concesiones normativas y fiscales que exige a la Administración. La primera ofrecía tres fincas de alrededor de 1.000 hectáreas, en el barrio madrileño de Valdecarros; Alcorcón; y entre Paracuellos del Jarama y Torrejón de Ardoz. Barcelona, 800 hectáreas de Viladecans, Sant Boi y El Prat de Llobregat.

Las Vegas Sands, cuyo director general y máximo accionista es Adelson, aseguró en marzo que antes del verano habría tomado una decisión. Luego lo postergó hasta septiembre. Siempre que se les ha preguntado, han afirmado que Madrid y Barcelona estaban empatadas. La capital catalana pareció perder fuelle porque la proximidad del aeropuerto de El Prat limitaba la altura máxima de los edificios del complejo. Pero el proyecto se cambió para salvar ese escollo. El pasado mes de julio, Las Vegas Sands dijo que, más allá de consideraciones políticas o territoriales, se elegiría la mejor finca para el proyecto.

Fuente: elpais.com