Gabilondo recibe el Premio Enrique Tierno Galván

Ayer, 26 de febrero de 2013, los socialistas de Villaverde hicimos entrega del premio “Enrique Tierno Galván” a Iñaki Gabilondo. Quisimos reconocer su compromiso con la libertad de información, pilar esencial sobre el que se construye cualquier sociedad democrática; por su forma de hacer periodismo, dando voz a los que no la tienen, por tomar partido sin ser partidista.

Intervinieron Juan Barranco, Presidente del PSM-PSOE, Jaime Lissavetzy, Portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié, Secretaria Federal de Igualdad PSOE, Enrique Rico, Secretario General PSOE Villaverde. Todos ellos valoraron el papel de Iñaki Gabilondo en la vida de millones de ciudadanos. Iñaki es la voz que narra los recuerdos de muchos españoles.

Enrique Rico señaló que los Socialistas de Villaverde estábamos muy satisfechos de haber creado los Premios Enrique Tierno Galván. Premios en los que han trabajado muchos compañeros y compañeras con mucha ilusión para poder reconocer hoy públicamente a una generación que ha trabajador muy duro para consolidar los valores de nuestra democracia. Ejemplo de esa generación son Juan Barranco y Jaime Lissavetzky, dijo Rico, trabajadores incansables para mejorar Madrid, e Iñaki Gabilondo, narrador de la historia de nuestro País.

Iñaki Gabilondo agradeció las muestras de cariño de las más de 400 personas congregadas en el salón de asambleas de la Casa del Pueblo de Villaverde.

Gabilondo señaló que la crisis económica y social evidencian que el sistema tiene una profunda avería. El sistema no está construido sobre la realidad, está construido sobre otra realidad que no es la que viven los ciudadanos.

Se ha impuesto el pensamiento único de que el dinero no llega para determinadas cosas, pero es en los momentos de escasez cuando con enorme claridad quedan al descubierto las prioridades de una sociedad. Los recursos llegarán para cubrir las prioridades de una sociedad, el dinero no está predeterminado para qué fin debe llegar.

Descubrimos que no llega para aquellas cosas que muchas generaciones han luchado años para conseguir, empezamos a recortar en los servicios que hacen que una sociedad esté a la altura de la dignidad del hombre.

Este es el momento que nos ha tocado vivir con estupor a la espera de encontrar una solución. Pero no debemos perder la esperanza. Es cierto que hoy todo está invadido por el pensamiento único, es difícil que el pensamiento socialista pueda plantear y pensar alternativas, pero no perdamos la esperanza. Es seguro que se sale de esta crisis, aunque todavía no hayamos explorado el camino correcto. Solo debemos saber en qué dirección buscar ese camino. La dirección es la gente. Por eso esta Casa del Pueblo que convive con los vecinos de Villaverde es el verdadero soporte de una ideología, de un Partido. Por aquí se nos irán ocurriendo las cosas, ya verán. Por aquí, con la gente, a pie de calle vendrán las soluciones y las alternativas.