Movimiento ciudadano por el patrimonio histórico del Manzanares

Cerca de 200 de personas disfrutaron el día 11 de abril de un paseo por la historia junto al curso bajo del río Manzanares. La iniciativa que lo hizo posible fue la ruta por los restos de la Guerra Civil del Parque Lineal al sur de Madrid, una actividad que forma parte de un programa ciudadano que reclama a las instituciones públicas mayor atención por este espacio rico en naturaleza y patrimonio histórico. Esta iniciativa cultural, en la que han participado Gefrema (Grupo de Estudios del Frente de Madrid), la Asociación Cultural GIPL (Grupo de Investigadores del Parque Lineal) y la Asociación de Vecinos de Villaverde “Espinillo” sirvió, en su segunda edición, para dar a conocer parte de la historia sobre este conflicto al sur de Madrid a través de un recorrido que incluyó una visita a las trincheras, casamatas y restos que la segunda línea republicana de la defensa de Madrid dejara en el Parque Lineal. Dos días antes de esta excursión se pudo asistir a una charla sobre los primeros momentos de este enfrentamiento bélico, la creación de las trincheras a comienzos de 1937, las operaciones de Líster en la zona y el papel de Villaverde en el conflicto, entre otros temas. El programa de actividades incluyó, además, una exposición de fotografía y objetos sobre esta época descubiertos en esta zona, y contó con la posibilidad de adquirir la publicación de Gefrema sobre la ruta, formada por un compendio de artículos y datos sobre la Guerra Civil Española en Madrid y en el Parque Lineal del Manzanares, de 300 páginas. Con esta y otras iniciativas los organizadores reclaman el reconocimiento del Parque Lineal como un espacio para el ocio y la cultura, con el deseo de que abandone el actual situación de olvido de las instituciones públicas en el que se encuentra y que consiga el lugar que le corresponde de acuerdo con el alto valor de su patrimonio histórico, del que forman parte destacada, además, el yacimiento carpetano de las Gavias y el Real Canal del Manzanares.

Fuente: elpais.com