Propuesta de Ordenanza contra la Prostitución y la Explotación Sexual

El 9 de mayo los Socialistas de Madrid presentamos nuestra propuesta de Ordenanza Contra la Prostitución y la Explotación Sexual en la ciudad de Madrid, un compromiso que viene de nuestro programa electoral y que se suma a nuestro trabajo por la igualdad de mujeres y hombres. Se trata de una iniciativa novedosa para la ciudad porque recoge de forma valiente multitud de aspectos para que Madrid sea una ciudad sin prostitución, una ciudad que defiende los derechos humanos y libre de violencia de género.

El Grupo Municipal Socialista ha elaborado el articulado completo de la Ordenanza, en vez de elegir la fórmula habitual de instar al Gobierno para su elaboración, por lo que iniciamos ahora un proceso que durará unos meses en el que se someterá al procedimiento de enmiendas, exposición pública y alegaciones. Un procedimiento previsto en la Ley de Capitalidad pero que nunca antes se había utilizado.

Enrique Rico, Secretario General del PSOE Villaverde, durante la celebración del acto.

Como parte de esta iniciativa el sábado 12 de Mayo celebramos un acto informativo para un #MadridSinProstitución, en el Centro Cultural Santa Petronila, Villaverde bajo.

La propuesta de ordenanza contra la prostitución y la explotación sexual prevé sanciones para los clientes de prostitución, mafias y proxenetas que oscilan entre los 500 y los 3.000 euros, además de la protección y apoyo de las víctimas.

La propuesta de ordenanza consta de 36 artículos y se articula en torno a cuatro ejes de acción: la defensa y el apoyo a las víctimas, las sanciones a consumidores y proxenetas tanto en espacios públicos como en locales, la retirada de publicidad que incite a la prostitución y el desarrollo de campañas de sensibilización.

La portavoz socialista en el Consistorio, Purificación Causapié, ha subrayado que las sanciones no se dirigen en ningún caso a las personas que ejercen la prostitución, sino a los que promueven de un modo u otro esta industria, incluidos quienes difunden publicidad sobre servicios sexuales retribuidos por entender que es “denigrante para las mujeres”.“Entendemos que la prostitución es una forma de violencia de género, y por lo tanto es nuestra intención que desaparezca”, explicó la portavoz. Los socialistas contemplan infracciones leves, graves y muy graves, con penalizaciones económicas que oscilarían en función de la gravedad de la acción, la reiteración o el lugar donde se realiza la actuación. Según la proposición, la demanda de servicios sexuales en la vía pública y la difusión de publicidad tendría una sanción mínima de 750 euros, si bien el reconocimiento de la infracción por el responsable supondría la reducción del importe mínimo, y se penalizaría la reincidencia en el plazo de un año. La propuesta socialista también incluye un plan para reforzar la inspección de establecimientos y locales donde existan indicios de prostitución y la prohibición de la difusión de pasquines en las calles, fundamentalmente en los parabrisas de los automóviles. Causapié ha pedido que el Ayuntamiento de Madrid no inserte ni contrate publicidad institucional en medios de comunicación que incluyan o permitan anuncios de prostitución.

Para apoyar las mujeres en situación de prostitución, el PSOE-M insta al Ayuntamiento de Madrid a poner en marcha un plan operativo municipal contra la explotación sexual en la ciudad de Madrid, en el que intervengan todas las áreas de Gobierno y que cuente con un presupuesto “suficiente”, incluyendo “el dinero de las sanciones impuestas a quienes demandan servicios sexuales”. Otro de los ejes de actuación es el desarrollo de un plan de prevención y sensibilización para impulsar la igualdad de trato y la educación afectiva y sexual.

La asociación defensora de los derechos de las prostitutas Hetaria ve en esta proposición un “gesto ideológico” que “precariza doblemente” a las mujeres. “Persiguiendo a los clientes se consigue marginalizar aún más a las trabajadoras, obligándolas a trasladarse a zonas donde están más expuestas a abusos o a trabajar en clubes de alterne, donde pueden ser explotadas laboralmente por la falta de regulación”, explican. La asociación también es escéptica con los planes de prevención y sensibilación que sugiere el grupo socialista, que, según ellos, “estigmatizan a las prostitutas”.