El PSM presenta un plan de ajuste y austeridad para ahorrar 1.400 millones de euros anuales de la deuda regional

El Partido Socialista de Madrid llevará al Parlamento regional un plan de ajuste que permita ahorrar 1.400 millones de euros anuales a la Comunidad de Madrid a través de la reducción de gastos “superfluos”, producto del “desorden y el despilfarro del Gobierno regional”, anunció el Secretario General del PSM-PSOE, Tomás Gómez, que explicó que quiere que ese ahorro se destine a hacer frente a los 13.000 millones de euros de deuda que a día de hoy acumula el Ejecutivo autonómico.

En rueda de prensa posterior a la Ejecutiva regional del Partido, Gómez avanzó que el plan busca hacer frente a los 13.000 millones de euros de deuda que tiene la Comunidad de Madrid porque ha incurrido en “demasiados gastos superfluos, privatizaciones innecesarias” o un incremento “importantísimo de altos cargos”. Una deuda que “no proviene de realizar inversiones productivas o de incrementar la protección social”, ha subrayado el líder socialista, quien ha puesto de manifiesto que “ello ha llevado a que cada familia madrileña deba, por culpa del Gobierno de Esperanza Aguirre, 6.000 euros”.

Entre las medidas que proponen los socialistas se encuentra la rebaja de un 15 por ciento del sueldo de altos cargos y diputados autonómicos, eliminar la duplicidad de sueldos de viceconsejeros o reducir en un 50% el número de altos cargos en Telemadrid, medidas que permitirían ahorrar unos 3 millones de euros.

Además, proponen iniciativas para la reducción en un 5% del gasto corriente (lo que supondría un ahorro de 715 millones al año), de propaganda, de alquileres o de las externalizaciones. En la misma línea, Gómez ha señalado que el PSM apuesta por un plan de ahorro y eficiencia energética real, por el control y la fiscalización de las subvenciones y por adoptar medidas de control del fraude fiscal.

Gómez avanzó que el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, David Lucas, llevará al próximo pleno municipal un plan de ajuste para el Consistorio de la capital, como lo harán otros portavoces socialistas en los municipios en los que tengan representación. También aplicarán planes de ahorro los ayuntamientos gobernados por los socialistas, que los alcaldes avanzarán en los próximos días.

“La Comunidad de Madrid es un claro ejemplo en el mundo de desorden de las cuentas públicas. La acumulación de gastos superfluos, gastos corrientes, externalizaciones innecesarias, multiplicidad de cargos y asesores, habiéndose gastado 700 millones de euros en Publicidad y Propaganda en los últimos cinco años, ha dado lugar a un problema financiero para nuestra comunidad que se oculta tras los datos de la Administración Regional”, ha afirmado Gómez para quien poner en marcha este plan “es un ejercicio de responsabilidad política, un ejercicio de Estado, arrimando el hombro para salir de la crisis”, dado que las comunidades autónomas gestionan dos terceras partes de los gastos del país y porque la deuda regional “no sólo daña a los madrileños sino que supone un lastre para España”.