Lissavetzky por Madrid

Casi nadie cuestionaba su nombramiento como candidato del PSOE al Ayuntamiento de Madrid, aunque surgieron dos militantes más a los que no les hubiera importado ocupar ese puesto. Los avales han confirmado que sólo fueron dos amagos sin importancia, e intencionados, según algunos círculos afines al secretario, y al final sólo Jaime Lissavetzky ha presentado avales suficientes para ser cabeza de lista municipal: 2.354 firmas de apoyo, aunque sólo necesitaba 1.300.

De esta forma, el secretario de Estado para el Deporte se convertirá el próximo sábado en el candidato oficial que le disputará a Alberto Ruiz-Gallardón el sillón de Cibeles. No habrá votación ni ratificación y la proclamación servirá para que Lissavetzky deje de llamarse a si mismo “protocandidato” y pase a la acción como candidato.

Además, el político madrileño tendrá tiempo para echarle una mano a su compañera de Gobierno, la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, a la que ya ha acompañado a diversos actos, proclamando a quien lo quiera oir que ellos “hacen un buen tándem”.

Sin embargo, tendrá que esperar para empezar el baile. El 3 de octubre sabrá quién le acompañará en esa larga precampaña electoral.

Fuente: Elmundo.es