10 Medidas para los primeros 10 días de legislatura

El candidato socialista a la alcaldía de Madrid, Jaime Lissaveztky, ha anunciado las que serían sus primeras diez medidas en caso de ser elegido alcalde de Madrid en las próximas elecciones.

1. Convocar a todos agentes sociales para elaborar, en el plazo máximo de dos meses, un Plan Estratégico para el el desarrollo económico y el Empleo de la Ciudad de Madrid. Su primera fase se aplicará ya en 2011.

2. En contraste con el proceder de Gallardón con obras como la M-30 o el Palacio de Cibleles, que ha querido que fueran financiadas de forma íntegra por los madrileños para ejecutarlas antes, Lissavetzky convocará a la Administración, Central, Autonómica y Municipal, en la Comisión Interadministrativa prevista en la Ley de Capitalidad y “sacar partido de esta ley”. La idea no es otra de que, entre las tres, se pueda debatir, redactar y aprobar el Plan C, de Capital, para Madrid. Este plan, que toma como modelo el Plan E desarrollado por el Gobierno central, buscaría la financiación necesaria para realizar intervenciones de infraestructura y equipamientos en los barrios de Madrid. Asimismo, la comisión elaborará un inventario de inmuebles de propiedad de alguna de las administraciones públicas para gestionarlos de forma eficiente y logar que se reduzcan los costes en arrendamientos del Ayuntamiento, incluido el Palacio de Cibeles.

3. El candidato socialista convocará a los principales acreedores del Ayuntamiento para conocer la magnitud real de la deuda que soportan y establecer un Plan de pagos para evitar situaciones críticas en la prestación de servicios como el de la Limpieza.

4. Se reestructurará la cúpula directiva del Ayuntamiento, reduciendo cargos de dirección (cesantes con la Corporación) y retornando a una   estructura más adecuada a un Ayuntamiento, contando, esencialmente con trabajadores municipales. Según explicó Lissavetzky, el crecimiento de este tipo de cargos durante la etapa Gallardón se ejemplifica con el incremento de la partida dedicada a sus salarios: de 6,6 millones de euros en 1993 a los más de 24 millones actuales. La profusión de puestos de estas características no sólo “imposibilitan el diálogo con el equipo de gobierno, sino que supone un desprecio a los trabajadores municipales”, ha señalado.

5. Lissavetzky pondrá en marcha un Plan de choque en el gasto Público,  que limitará de forma inmediata el gasto corriente para reducir,  a final de año, el 15 por ciento del gasto corriente ,con excepción de los gastos sociales.  Se recortarán especialmente, gastos en publicidad y  en estudios y trabajos técnicos.

6. Se articulará una nueva estructura del sector público municipal,  iniciando trámites para el rescate de la empresa Madrid Calle 30, la fusión del Patronato Municipal de Turismo con la Empresa  municipal Promoción Madrid y la liquidación de la empresa Madrid Arte y Cultura. Asimismo, se suprimirá la Agencia de Gestión de Licencias de  Actividades, devolviendo sus funciones a los técnicos municipales.

7.  En el orden del día del primer Pleno, se incluirá la derogación de la Tasa de Basura a partir de 2012.
8.  Se modificará la normativa para permitir la celebración de los Plenos de Distrito por la tarde y se trasladarán nuevas atribuciones a las Juntas de  Distrito a través de los correspondientes decretos de delegación.
Asimismo, se podrá en marcha la elaboración de un nuevo Reglamento de Participación Ciudadana.

9.   El candidato socialista encargará una Auditoria medioambiental para afrontar con valentía cuestiones como la contaminación en la ciudad.

10. Por útimo, de secretará  el traslado de la alcaldía a la Plaza de la Villa, incluyendo el despacho del alcalde, del vicealcalde y de otras concejalías que se encuentran actualmente en el Palacio de Cibeles.