Chacón critica el “inmovilismo”

La exministra de Defensa Carme Chacón regresó ayer a la localidad almeriense de la que emigró hacia Barcelona su padre Baltasar, y en la que vive su abuela, para explicar sus motivos para competir con Alfredo Pérez Rubalcaba por la dirección del PSOE. Con una rosa roja en la mano, Chacón apeló al sentimiento socialista de un auditorio entregado de más de 800 personas al que propuso la llegada de un tiempo nuevo que sirva para “recargar” al partido. Chacón arrancó su carrera al liderazgo de los socialistas con una crítica al inmovilismo. “Hoy, lo que más daño le haría a mi partido sería no movernos, no hacer nada. A lo único que tiene que temer el PSOE es al inmovilismo”, dijo.

Y añadió: “Debemos decir lo mismo en todas partes y hacer lo que decimos, en cada sitio con su acento, porque somos el partido que más se parece a España y España es rica en acentos”. Fue interrumpida con aplausos 50 veces.

“Elegí Olula porque cualquier socialista sabe que Andalucía es el corazón del partido socialista”, explicó. “Andalucía es mucho más que un granero de votos, hay que contar con su talento y su experiencia (…) es el mejor ejemplo de la fuerza transformadora de la democracia”. La exministra llenó su discurso de alabanzas al Gobierno de José Antonio Griñán en Andalucía, comunidad que celebrará elecciones el próximo marzo y en las que el PSOE se arriesga a perder su último gran feudo. El papel de la Federación andaluza es clave en la elección del próximo secretario general, ya que aporta la cuarta parte de los casi mil delegados que votan.

Chacón entró en la sala escoltada por varios simpatizantes con banderas del PSOE andaluz. La sintonía del partido con arreglos de jazz dio paso a un fondo de guitarra española. La exministra dio las gracias a todos los que habían viajado hasta Olula del Río para acompañarla, entre ellos el expresidente del Congreso Manuel Marín, los exministros Leire Pajín y Francisco Caamaño, la consejera de Presidencia de la Junta, Mar Moreno, y el expresidente de Castilla-La Mancha José María Barreda.

Chacón explicó que hace siete meses dio un paso atrás y decidió no competir con Rubalcaba para ser candidata en las elecciones generales porque le preocupaba “hacerle daño al partido”. Sin embargo, en esta ocasión, aseguró que el primer motivo que le hizo presentarse fueron la “ganas de levantar el partido” de sus simpatizantes tras perder las generales. Entre sus propuestas destacó la necesidad de primarias abiertas en el PSOE, una Ley de transparencia o una reforma electoral. “La respuesta al manifiesto Mucho PSOE por hacer en los lugares en los que lo hemos presentado ha sido espectacular”, dijo.

La candidata fue muy dura con la actitud del PP cuando era oposición y sus primeras decisiones en el Gobierno. “Se comportaron como parásitos de la crisis”, aseguró. También calificó de “atropello para los trabajadores” las subidas de impuestos: “Solo en 15 días este Gobierno ha empezado a cargar toda la fuerza sobre los más débiles”.

En sus críticas, aprovechó para recordar los ataques que hicieron a Rubalcaba por el caso Faisán, y refirió a su contrincante como el “mejor ministro del Interior que ha tenido la democracia”, aunque sin vincularlo al final del terrorismo.

El acto desbordó las expectativas de la organización, que preveía unos 600 asistentes. Habilitaron una sala contigua para que un centenar de personas pudiera seguirlo desde una pantalla.

Chacón reivindicó los derechos civiles y de la mujer conseguidos durante los Gobiernos de Zapatero, al que dio las gracias por convertirla en la primera mujer ministra de Defensa, y también recordó que, gracias a políticas de Gobiernos socialistas de Felipe González pudo estudiar en el extranjero. Terminó prometiendo “paciencia y humildad” en la carrera por el control del PSOE.

Fuente: elpais.com